martes, 31 de enero de 2012

Señoras y señores: Las instituciones funcionan

El Tribunal de Libre Competencia acaba de fallar en contra de las farmacias Cruz Verde y Salco Brand por haberse coludido en la fijación de precios de algo más de 200 medicamentos, y ha fijado una multa de 19 millones de dólares que irán a las arcas fiscales.

El gobernante de turno y sus adláteres festejan este hito en la lucha por la defensa de "los sagrados derechos de los consumidores", en una "sociedad de libre mercado" en la que "las instituciones funcionan".

Organismos privados convocan a todos aquellos que hayan sido víctimas de esta lamentable situación, a que se les unan para emprender las acciones reparatorias que corresponda.

Ovación cerrada.


Pero algo huele mal en todo esto.
Algo como que no cierra.
No cuadra.
Para empezar, hace décadas que es vox populi el que en Chile se han edificado verdaderos imperios sobre la base del quebrantamiento de los derechos del consumidor y del trabajador; léase pactos, acuerdos, RUT múltiple, trato abusivo a proveedores, monopolios, prohibición a la existencia de sindicatos, aplicación de una Ley del Trabajo que favorece a los empresarios (ver cláusula de despido por "Necesidades de la empresa"), etc.
Otro aspecto que genera, cómo podríamos decir...  ¿incomodidad, quizás?, es que FASA,  la tercera cadena de farmacias implicada en el caso, se acogió a una cosa muy muy muy fea, una cosa que da vergüenza ajena... pero propia; que es peor, porque pasa acá y aunque a mí no me preguntaron, yo también voy en el lote, es esta cosa de la figura de la "Delación compensada". O sea, en palabras simples, Juanito, Pepito y Jaimito durante décadas robaron y abusaron a sus compañeritos a vista y paciencia de la profesora, pero al final Juanito delató a sus cómplices y pagó sólo 1  millón de dólares de multa en lugar de  19. Disculpe señorita profesora, pero esta historia no me gusta; como dicen en el campo "está bien que a uno se las vean, pero no que se las pellizquen". Llámenme melodramática, pero, ¿con qué cara educa uno a los niños en un país donde existe legalmente la delación compensada?
Finalmente, y para terminar esto con una sonrisa de oreja a oreja, quiero pensar que esos 19 millones de dólares no juntarán polvo en las arcas fiscales, sino que irán, por ejemplo, a mejorar las carreteras entregadas al sector privado (privado de escrúpulos, privado de ética) por las que a diario se desplaza el conductor ABC1, C2 y hasta C3 porque lo que sí se resguarda en este país es el "sagrado derecho" a endeudarse hasta el cuello por un autito, ojalá del año.
O no, mejor no, mejor que vayan a Educación; ése sector donde al final la plata que se entrega a los colegios (sí, palabras como "escuela" o "pueblo" cayeron en  desuso circa 1973) debe ser usada en inútiles cursos de capacitación, no ya de perfeccionamiento, en unas organizaciones que salieron como callampas después de la lluvia y que me encantaría saber quiénes son sus dueños.

Ah, momento, pero, ¿y qué pasa con la plata que pagamos de más en medicamentos durante tanto tiempo?

Señora, señor, vaya y busque todas las boletas que, por supuesto, usted guardó religiosamente como todo consumidor que se respete y "emprenda acciones legales ".

O qué pensaba... ¿agarrar antorchas, palas y horquetas como si estuviéramos en la Edad Media, cuando el señor feudal se follaba al que se le venía en gana?

lunes, 23 de enero de 2012

Pablo Milanés pisa las calles nuevamente. Y más nada

Sí, bueno, Pablo Milanés acaba de bajarse de un escenario en Chile (Festival de Olmué), PERO FUE INCAPAZ DE CANTAR "YO PISARÉ LAS CALLES NUEVAMENTE"!!
Y con lo bien que nos hubiera hecho.
Pero, claaaaaro, otra cosa es con guitarra y con un gobierno facho en La Moneda.
Parece que queda mejor cantarlo de lejos.
Gracias igual.



domingo, 8 de enero de 2012

Fomentando el valor del homo ludens

¿Piensa usted, al igual que Stanislaw Lem y yo, que Asimov es pura basura? (Bueno, probablemente él no lo dijo así con todas sus letras, pero para eso estoy yo.)

¿Acaso usted sustenta la tesis de que la versión soviética de Solaris es no sólo más larga, sino también mejor que la estadounidense, sobre todo cuando está subtitulada?

¿Le parece que el aforismo "el tiempo es oro" ers una reverenda cagada?

Pues bien, cualquier día nos reuniremos a disccutir respecto a estos y otros interesantes temas. Mientras, señora, señor, expanda sus horizontes, desafíe al ingenio y confirme que es un papanatas aquí.

Después, descubra cómo era en realidad la cosa, acá.

Y si todavía le quedan ganas de andar de aquí para acá, escriba a cucala.macara@gmail.com para que juntemos firmas y mandemos una queja formal a Google Inc. porque este doodle del 23 de noviembre de 2011 no salió en nuestros países.

¡Qué se creen que nuestro tiempo vale!

(Si alguien llega acá buscando leer a Lem, perdón.
http://english.lem.pl/home/bookshelf/how-the-word-was-saved )