sábado, 31 de octubre de 2009

¡Monstrua!



Monstera...
Monstruo...
Halloween... ¿Se entiende?
No, no da monedas. Era para que vieran la proporción.
No, no. No se ha comido a nadie.
No que yo sepa.
Tampoco. No brilla de noche.
(Pausa algo incómoda)
OK. Sigan en lo que estaban.

viernes, 30 de octubre de 2009

Como trote de vaca

Ya que andamos por la cocina, aprovecho para presentarles a Clarisa.


Clarisa es la compañía ideal para esas mañanas plácidas en que no hacen falta palabras.
Básicamente porque no habla.
Y si escucha, debe ser más o menos no más porque hace un tiempo se le salió una orejita y se la pegué con neoprén.
Habría quedado mejor con La Gotita, pero no tenía.
O sea, sí tenía, pero la primera vez que ocupé el pomito hubo un problema.
No, no, en realidad llamarlo "problema" es mucho.
Hubo un, eeeeeh, un inconveniente, una contrariedad; nada importante, no vale la pena aburrirlos con eso. No sé ni para qué lo mencioné. Sigamos con Clarisa.
Les estaba contando que Clarisa es una excelente compañía para mañanas plácidas.
Pero, atención, no se engañen. Bajo ese aspecto frágil y bonachón...


Hay una vaca con huevos.




De Aurorita les cuento otro día.


Bien, eso era todo.

Que tengan un buen fin de semana.





Está haciendo calor, ¿no?

Uf, y esto todavía ni empieza.

Qué quedará para enero, digo yo.


Bueh...

(Intenta silbar Frere Jacques, pero desiste.)

Ya, chao entonces.

Ah, si saben cómo despegar algo que está pegado con La Gotita -cualquier cosa; un florero, un espejo, la tapita de un pomito al pomito, una retroexcavadora; cualquier cosa- me cuentan.

¡Pesadilla!


miércoles, 28 de octubre de 2009

¡A comeeeeeeer!

Charquicán.
Hoy habrá charquicán.
Porque es sano.
Al final tienes que tirar cáscaras a la basura y eso es garantía de que la comida que preparaste es sana. (Uuuuh, tengo la ligera impresión de que esto no se me ocurrió a mí.) (Bueno, siempre tengo esa impresión. Cualquier cosa, después arreglamos.)

Pones papas (peladas, lavadas y todo eso; no perdamos tiempo en detalles, esto es para hoy) y zapallo en una olla con agua.
No mucha. Lo suficiente como para que a los 20 minutos de cocción todavía quede un poco.
Ponle un cubito de caldo que queda más rico.
Te vas a hacer tus cosas y vuelves a los 13 minutos.
Compruebas que todo marche como debería y le agregas una bolsita chica de esos congelados que traen un picadillo de zanahoria, choclo, porotos verdes y arvejas. (En esta parte le va a dar un ataque a más de alguien. Bueno en qué quedamos, son amantes de la tecnología o no son amantes de la tecnología... ¡los congelados son tecnología!)
En los 7 minutos siguientes, agarras la tabla y cortas un trozo de carne blanda (lomo, posta) en pedacitos -lo ideal es que sean del mismo tamaño- y los dejas aparte.
Repites el procedimiento con un cebollín -con la parte verde y la parte blanca- y unos dientes de ajo al gusto tuyo.
Si no alcanzas a hacer todo en 7 minutos, entonces las cosas que te fuiste a hacer en los 13 minutos anteriores vas a tener que hacerlas más rápido.
Fríes todo.
O sofríes...
Rehogas...
¿Usan "rehogar" allá?... ¿y "escanciar"?... ¿"piscolabis"?...
Bueno, volvamos que se quema.
Mientras eso se fríe, sofríe o rehoga, muele con un tenedor los trozos de papa y zapallo que estaban en la olla.
La idea es que quede un poco molido y un poco entero. Ojo que no es puré.
También es importante que no quede muy aguachento ni muy atorador.
Cuidado en esta parte porque hace brup-brup-brup y quema.
Aliños, ponle aliños a discreción.
Yo le pongo una cosa que venden acá que se llama "aliño completo".
Nunca me he preocupado de averiguar qué trae el aliño completo.
Es como con los árboles genealógicos. Si uno está viviendo lo más bien, para qué va a andar averiguando cosas que capaz no le gustan.
También le pongo orégano. Pero eso ya es una fijación mía porque yo le pongo orégano hasta al café con leche.
No, no,no, estoy exagerando. Hipérbole se llama eso.
Ah, y merkén, si tengo le pongo merkén.
O merquén; hay discrepancias en torno a la escritura del mapudungún.
A continuación, agregas la carne-cebollín-ajo y revuelves todo.
Pruébalo a ver cómo anda de sal. Porque el cubito de caldo ya tenía sal.
Finalmente, verde que te quiero verde.
Aquí detengámonos un instante.
Yo sé que ustedes sienten cierto... hmmmmm... cómo decirlo... cierto... desapego, cierta desafección por el cilantro... y está bien, allá ustedes; ha habido guerras del opio, de los tulipanes, no vamos a iniciar un enfrentamiento bélico por el cilantro, aprendamos alguna vez. Póngale perejil y tan amigos.

¿Y eso es todo?

Eso es todo si te conformas con poco.
Ponle un huevo frito arriba. O al lado, no sé, donde te parezca mejor. Es comida, no decoración de interiores.
Y si no, en lugar de huevo, acompáñalo con unas cebollitas en escabeche.
Eso si no vas a pololear en la tarde, claro.


¿Qué...?

¿Fofo?

Ah, no... FOTO.
No, foto no hay.

Con lo mal que han tratado al Mono de los Consejos no pretenderán que someta a mi comida al escarnio público.



¿Eh?

Tinto, obvio.

martes, 27 de octubre de 2009

En el vale todo, en el amor y en la guerra, todo vale

Según parece, tendremos que actualizar el listado e incluir también al turismo.

http://www.publico.es/internacional/264118/meteorito/letonia/broma/falso




Y ya que estamos en el tema, seamos francos. Ustedes saben que si hay alguien en el mundo que quiera a los porteños, ésa soy yo, pero Caminito, Caminito... ayayay, Caminito... digámoslo de una buena vez: Caminito es una estafa.

Pero con la misma sinceridad a rajatabla estoy en condiciones de gritar a los cuatro vientos (céfiro, mistral, raco, puelche, simún, siroco, alisio, contraalisio, pampero, chinook, lebeche, foehn, khamsim, harmattan, aquilón... no, son más), estoy en condiciones de gritar a la tracalada de vientos que basta alejarse un poco de Caminito para encontrar un caminito de verdad.





Y a la vuelta del caminito de verdad te puedes encontrar a dos señores conversando animadamente en la calle. Tú, muy educada, dirás "permiso" antes de pasar entre ellos, y uno, galán ante todo, te preguntará "y a mí, ¿no me va a tomar una foto?". Entonces tú alzarás la mirada y dirás resueltamente "no", dejándolo patidifuso. Y antes de que alcance a acomodar la pelota -porque están cerca de La Bombonera-, rematarás con "pero si su amigo está de acuerdo, podría tomarnos una a los dos..." Ahí el señor sonreirá, se acomodará a tu lado, le pasarás la Zenit del siglo pasado al amigo, te colgarás del brazo del señor como si de eso dependiera que nunca haya guerra entre Chile y Argentina y... ¡click!

Salgo medio fruncida por culpa de los nervios.
Parezco muy canchera pero es una ilusión óptica, nomás. En realidad soy bastante tímida.





Ah, si bien es cierto no era un día de sol particularmente enceguecedor -es más, creo recordar que la tarde iba muriendo... no sé, quizás algún entendido en interpretación de luz nos pudiera ayudar...-, notarán que el señor no se sacó los lentes. Cosa que agradezco. Qué tal si en nau de sáes era Eliseo "Ñato" Melandri...



http://weblogs.clarin.com/podeti/archives/101792.php








Después volví a Chile. Sin ningún contratiempo, afortunadamente.


Pero durante todo el camino me vine con la sensación de que se me había quedado algo.
Sensación que se mantuvo incluso después de deshacer las maletas y comprobar que no, que estaba todo, y que me acompañó durante una semana, sumiéndome en una honda melancolía.








Es fregado el jet lag.

lunes, 26 de octubre de 2009

Y, sí... alcanzame la peluca

http://www.youtube.com/watch?v=tvQioEd6_vE

¿Y si la entrada al Cielo cuesta $500?

En la época en que yo era una persona útil a la sociedad y daba clases en un centro de formación técnica, con los alumnos solíamos hablar de diferentes temas que no estaban en el programa, pero dada la índole de la asignatura no nos apartábamos tanto del objetivo final.

Normalmente -y en la mayoría de los cursos- el primer tema que salía era la política. Mi interés: que terminaran con eso de "yo no me meto en política". La respuesta de ellos: "los políticos son todos corruptos".

A continuación me enumeraban célebres casos, de diferente envergadura y más o menos recientes, de políticos atrapados con las manos en la pasta.
Yo contribuía a incrementar la lista con algunos más antiguos, porque de algo tiene que servirle a uno el tener más años.
Hasta ahí estábamos todos de acuerdo.

Pero después venía lo bueno.

Esa parte me la voy a saltar para no dar la lata, pero digamos que básicamente los conducía hasta el borde del abismo: descubrir que, en situación semejante, actuaríamos si no de manera idéntica, tampoco mucho mejor que los políticos.

Es complicada la ética.
No hay cintura ni juego de piernas que lo pongan a uno a salvo.

De plata -millones recibidos de un empresario o quedarse con un vuelto- podemos hablar otro día. Lo importante, como dice la gente ligada al mundo de la moda, es la actitud.




Ayer fui a la feria.
Una de frutas y verduras, no de ésas en que muestran juguetes tecnológicos para adultos ni autos para multimillonarios.
O sea, una feria en la que saco algo en limpio.
En mi modesta opinión.

Y ahí, comprando un brócoli, se me abalanzó el dilema.
Dilema de poca monta, es verdad; pero no hay Ética Grande y ética chica.
La situación fue la habitual: me acerqué a un puesto porque quería llevar a mi casa un brócoli y pagar $300 por uno me parecía adecuado.

Pero faltan datos. Esta situación está muy desnuda. Faltan agravantes o atenuantes.

Veamos la escena cuadro a cuadro:
Me acerco al puesto, saludo, pido un brócoli, la dueña del puesto (alguien podrá objetar que tal vez no era la dueña, sino una encargada, o una empleada. No, insisto; en las ferias uno sabe quién es quién) lo pone en una bolsa y le pide a -atención que esto es importante- otra mujer que había pasado a visitarla (hey, qué pasa... no hay que ser Adrian Monk para darse cuenta de esas cosas) que reciba el dinero. Le pago con una moneda de $500, estiro el brazo para recibir el vuelto y ahí, ahí, ahí, en ese preciso momento, cuando el dinero aún no llega a mi mano, me doy cuenta que viene una moneda de $500 y al menos una moneda de $100. Probablemente dos. Porque me estaría dando el vuelto como si yo hubiera pagado con un billete de $1.000.

¿Qué hacer en ese caso?
Lo correcto, obvio.
No aceptar el dinero que no es mío.

Y desacreditar a la amiga ante la dueña. Empañando de paso una amistad de décadas.

¿O qué tal si yo simplemente estaba siendo un instrumento de la venganza de la amiga, quien con la mejor de las intenciones pasó a visitar a la dueña y, en un abuso de confianza, fue puesta a trabajar por esta última?



¿Que qué hice?

Les clavo la duda.

Como diría Arjona.

domingo, 25 de octubre de 2009

Problema + Proyecto

Antes que me internara en las procelosas aguas del bloggerismo, alguien debería haberme advertido lo que iba a ocurrir.

Sí, porque me dijeron lo que NO iba a pasar -que nadie se hace rico y famoso-, pero nadie me habló de la Válvula de Emisión de Huevadas que se le abre a uno en la cabeza y que opera incluso en sueños.
Y en el estado hipnagógico.
Y en el hipnopómpico también.

O sea, no te deja en paz y lo peor es que parece que no se te va a cerrar más.
Eso me está pasando: se me andan ocurriendo leseras que no me dejan tranquila hasta que las pongo aquí.

Y yo tengo una vida, ¿entiendes?, tengo cosas importantes que hacer. Por ejemplo, hoy es domingo, va a ser la una y yo debería estar en misa, pero acá me tienes.

Y ya empezaron a llegar las cuentas: Mariel -único ser de carne y hueso que sabe que tengo un blog. Te digo más, uno de los pocos seres de carne y hueso con quienes tengo contacto que sabe qué es un blog- está un poco cambiada conmigo.

Lo percibo en sus ojos.

Y en cuando me dice "ya po, mamá, ¡córtala!"


Con decirte que al principio se sumó con gran entusiasmo al proyecto: me escaneaba cosas, me prestaba su laptop, opinaba... hasta creo que una vez llegó a tirarme una idea.
En cambio ahora ni entra.
[Momento... si ni entra, ¿para qué la tengo ahí en colaboradores?, ¿eh?... jeje, muy pronto esto será sólo mío, mío, ¡mío!]

Antes que esto pase a mayores -porque la cosa es grave, dejémonos de bromas. Antes de los blogs yo no tenía idea lo que era "hipnagógico" y mucho menos "hipnopómpico". Ahora te puedo explicar qué significa "teaser" o "mashup"... y yo vivo con gente que no sabe qué es un blog, ¿entiendes?... ¡ENTIENDES!-, hablé seriamente conmigo y me sugerí tener un cuadernito para anotar allí, sucintamente, las cosas que se me ocurran y después, cuando nadie me vea, ponerlas acá.
Pero deseché la excelente idea que yo me di a mí.
Una porque me carga que me digan qué hacer.
Otra porque eso del cuadernito lo hacen los artistas. Y tengo pensado no ser artista.
Arista, a lo sumo. Pero artista no.
Muy fregada la vida de artista.

Y ojo que les estoy mostrando la puntita del problema nomás -un, cof-cof, 'teaser', por llamarlo de alguna manera-, porque no quiero un suicidio masivo por mi culpa.



Ah, ahora que digo "masivo" me acordé de otra cosa.

¿Se han fijado que acá entran cuatro pelagatos?

Cuatro pelagatos importantes, eso sí, no cualquier pelagatos.
Te estoy hablando de blogeros y blogera (una) con muescas en sus colts.
De blogeros con varios dígitos en sus Visualizaciones del Perfil.
De gente que ha organizado en sus blogs concursos que han hecho historia.
De gente profesional en el área (profesional ad honorem la inmensa mayoría, pero no por eso menos profesionales).
De gente que publica a diario y no anda con "ay, mamita, no se me ocurre nada, no se me ocurre nada, ay, ay, ay, qué voy a hacer, me abandonaron las musas... ¿andarán de vacaciones". No.
Y el que no publica a diario publica una vez al año, ¿qué tal?, eso es carácter.
O sea, no sé si te queda claro.

Y ni hablar de mis comentaristas - blogless...
No, de ellos no vamos a hablar.
Pero toda gente Fina Selección. King Size. Envejecida en roble.

Bueno, el asunto es que con mis Cuatro Pelagatos estoy más feliz que perro con dos colas, pero temo que un mal día decidan abandonarme. Y ya he sido suficientemente abandonada en mi vida, de manera que, les rogaría, por favor no lo intenten.

Como ustedes son re buenas personas y yo les estoy re dando lástima y todo esto es re re patético, seguro en este momento me están jurando por lo más sagrado que no me van a dejar.

¡Ja!... no me hagan reír que se me parten los labios.
Y además se me forma una arruguita horizontal en el surco interlabial.
Acá, mira. Acá...
Yo no me la había visto, pero el otro día me dijeron.

¡No voy a confiar en sus buenos propósitos, porque los buenos propósitos se los lleva el viento!

¡No, señor!

¡No, señora!


¿Entonces?

Entonces, me puse anteojos, una batita blanca, me recogí el pelo, lo sujeté con un lápiz bic y me vine al laboratorio a poner manos a la obra: estoy desarrollando un adminilugio (iba a poner fifituqui; por "fifidubio" y "aparatuqui"... una especie de sentido homenaje... pero capaz que lo tomen a mal y me demanden. Son tan temperamentales los artistas), un adminilugio, repito, que los atrapará y atará a sus sillas y no podrán salir de aquí y serán mis esclavos para siempre.

El coso se llamará "Liana Electrónica".

Pero será más conocido por su nombre comercial: e-liana.



¿Y qué vamos a hacer después, Cerebro?

Después vamos a dejar de hacer lo que hacemos todas las noches y vamos a conquistar al mundo.


http://www.youtube.com/watch?v=c_w5APK7h_s

sábado, 24 de octubre de 2009

viernes, 23 de octubre de 2009

Y sigamos tomando

Ahora es el turno de las aguas del Magdalena:

http://www.youtube.com/watch?v=EY4O57ryhsw

Y después le sacas el jugo al sombrero:

http://www.youtube.com/watch?v=B-Hz2matWG8

Sao... Sao... ¿Sao Paulo tiene canción?
No importa, agarramos y nos vamos a Roma en 1983:

http://www.youtube.com/watch?v=NdkzQ5_Sv_8

Luna, agua, luna, agua, luna, agua, luna, agua, luna, agua, luna, agua, luna, agua... uuuuh, cómo pasa el tiempo. Y también hay que comer. Hora de desayunar:

http://www.youtube.com/watch?v=BOByH_iOn88



En otro orden, Palas Atenea se dignó a iluminar a esta humilde mortal -porque más allá de lo que digan, la verdad es que soy mortal- y anoche, durante un agitado, extenso y nada reparador sueño encontré la solución a un problema que me atormentaba: voy a votar por Arrate.
En segunda vuelta no sé. Primero lleguemos a segunda vuelta y ahí vemos. "Calma, m'ija", decía mi papá. "No apure al ganado flaco".
También decía "siéntate a la puerta de tu tienda y verás pasar el cadáver de tu enemigo".
Tipo tranquiléin mi papá.
Más cuando uno tiene ocho años y llega llorando de la plaza. Y quiere todo ahora, ya.

A ratos todavía tengo ocho años.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Día del Vital Elemento

No, no es la coca cola.

¡Tsk!















¿Sí o no?





En otro orden -y fiel a mi estilo de vida de llegar tarde a todas partes-, largamos con un ¡TRIBUTO!... No, no, mentira. Ni aunque me incrusten palillos de bambú debajo de las uñas voy a decir "tributo". Llegará el día en que la R.A.E. incline nuevamente la cerviz y continúe legitimando la impropiedad, pero incluso ese día, y todos los demás, voy a seguir diciendo "homenaje". Igual que "bizarro". Miro con desdén a todos los que dicen "bizarro". Más si rondan los cuarenta. Qué tendrán contra "estrafalario", me pregunto yo. Es lindo "estrafalario". ¿Por qué no usan "estrafalario"?... Si les molesta porque es muy larga, la podemos cortar. La palabra. La dejamos en "estrafa", ¿les parece?... Me gusta "estrafalario"... Incluso se podrían producir situaciones bastante jocosas; por ejemplo, se me ocurre, un tipo le dice a otro tipo "-¿Conoces a Juan, el estrafa? -¿Cuál?, ¿el que usa camisetas de lycra y pantalones ajustados? -No, ése estrava." (¡chaaan!) O si no, "-¿Conoces a Juan, el estrafalario? -¿Cuál?, ¿el que además de usar camisas a cuadros y pantalones floreados ahora se puso el pelo verde? -Eeeeeh, no. Ése es extrafalario.", y así. Bueno no los aburro más.



¡Ah!, el homenaje. El homenaje va en dos versiones. La primera es para aquellos que arrugan la frente y las cejas en señal de desabrimiento o de ira, mientras declaran tan campantes que no les gusta su música. Como si eso le importara a alguien.

La segunda incluye pataleo y tour por Londres. Está medio nublado, para variar, pero no necesitan llevar paraguas.


http://www.youtube.com/watch?v=lfpWqVNVnJg


http://www.youtube.com/watch?v=c6aMVlCGmIU

martes, 20 de octubre de 2009

lunes, 19 de octubre de 2009

¿No tienes Hocicón Earth?... Ah... Entonces tan tan geek no eres


(La foto es "cortesía" de un tipo que decía haberla sacado de otro lado, así que, por favor, sean discretos. No quiero líos con la justicia.
Aparte si yo caigo, me voy a llevar a varios.)

domingo, 18 de octubre de 2009

sábado, 17 de octubre de 2009

Mi profesora de Teoría Literaria estaría de acuerdo

¿Qué tal? ¿Cómo andan?



Bueno, esto es una micro un viernes a las 7 de la tarde y hay que acomodarse por el pasillo, nomás.
No queda otra.


A ver...






No; no queda otra.


http://www.youtube.com/watch?v=20LgRCIdP1c

viernes, 16 de octubre de 2009

jueves, 15 de octubre de 2009

Capito

Confieso que he sido madre, amiga, hermana, amada, amante, juez y parte, humillada y ofendida, damisela en aprietos, jefa de hogar, paño de lágrimas, pecho fraterno, bruja manipuladora, cordero con piel de lobo, llorona, cabeza de ratón, vivaracha, amermelada, integrante de grupo folclórico, maestra, discípula, jamón del sandwich, hoyo del queque, tristemente célebre, presidenta de mesa en local de votación, ratón de biblioteca, optimista al modo mío, lactante, carnívora, semi omnívora, cesante, trabajadora remunerada y por amor al arte, seguidora a prudente distancia, dadora de brazo a torcer, turista, caballera a carta cabal, agitadora de masas y de cócteles, pobre, millonaria de poca monta, pobre otra vez, parturienta, puérpera, paciente, sana, deudora, acreedora, subordinada e insubordinada, primeriza, segundona, comparsa, alma de la fiesta, asesina serial de hormigas, mandona, mandoneada, perdedora por goleada, ganadora por puntos, cabeza de turco, musa, ilusa, dulce y agraz, manirrota, puño de guagua, patiperro, noctámbula, madrugadora, siestera, glotona, hinchapelotas, destripacuentos, pollo en corral ajeno, anfitriona, una dama en la mesa, lo que he podido en la cama, luz, sombra, sombría, mesera, vendedora al mesón y puerta a puerta, haragana, pelmaza, sabelotodo, mentecata, papanatas, mequetrefe, empática, díscola, trágica, cómica, lúdica, anómala y otras cosas que en este momento no recuerdo; pero nunca, nunca, nunca, desde que tengo uso de razón había sido tendero de Brooklyn.

Me explico:

O no, mejor no me explico nada y directamente transcribo el mensaje amenazante que me están enviando hace varios días.


"El período de prueba ha caducado y usted ya no cuenta con nuestra protección.

El producto de [acá aparece un nombre; o un apellido, no sé; tiene que ser alguien de una famiglia] ya no ofrece protección para usted, su familia [¡se están metiendo con mi familia!... que para peor ni siquiera es una famiglia, no, es una familia nomás] ni su equipo [¿mi equipo?... ¿Universidad de Chile?... ¡no!, ¡paren, paren!, ¡a la U no me la toquen!... estos tipos no respetan ni lo más sagrado] contra las amenazas de [acá dice Intercept o Interpet, algo así; no se entiende bien esta parte; debe ser una famiglia rival... ¡y yo estoy en la línea de fuego!].

Para continuar recibiendo protección, debe comprar el producto ahora."


O sea, no sé en el tuyo, pero en mi barrio esto se llama extorsión, viejo, y de la peor calaña.

Uno inocentemente hace algo pensando en que va a resolver un problema, que va a seguir tirando para adelante, que va a poder ofrecerle a sus hijos un futuro mejor y mira en que lo que termina: en las garras del crimen organizado que te amedrenta, te pide plata por protección, mete al baile a tu familia, al equipo de tus amores... ¡adónde vamos a ir a parar!

Al fondo del río Hudson. Con unos zapatos de cemento, Dónde más.

Y nada.

Los dejo.

Con un tema http://www.youtube.com/watch?v=L5BTasEuKpE

Cualquier cosa, por favor, avisen a las autoridades.

A ti te dejo mis discos de bossa nova.

A ti mis libros.

No, no, a ti no, a ti. A ti te dejo mis videos y DVDs.

Llévate el aparato también.
Pirateado no lee, te aviso.

Eso
Tsk.

miércoles, 14 de octubre de 2009

News in brief

Vengo llegando del supermercado y otras partes por las que anduve las últimas cinco horas, no almorcé, los pies me hacen así, la cabeza se me parte y estoy siendo víctima de extorsión. Mañana les cuento. Chao.

martes, 13 de octubre de 2009

Si la vida te da limones, del cielo te caen los clavos



"Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero"...


Muy lindo, ¿pero sabes lo que no te dice Antonio Machado en ninguna parte? Que cuando tienes un limonero llega el momento en que la producción cítrica supera el consumo doméstico.

¿Y entonces qué haces?

Al principio le regalas limones a los vecinos. Después a la parentela, a las amistades, a las amistades de tus amistades, a la gente que pasa pidiendo por tu casa -que te pone cara de que no es lo que esperaban-, en fin, al que se te cruce; pero con esta generosa actitud uno corre el riesgo de pasar a la historia como La Loca de los Limones. O que en unos años los hijos de los hijos de mis primos estén mirando fotos viejas y pregunten "¿y esta señora quién es?", y en lugar de recordar mis atributos físicos, morales e intelectuales les digan "una tía que nos traía limones". O que los vecinos me vean y se les haga agua la boca.

Lo otro que también puedes hacer es instaurar en tu casa la Ley Mojada; o sea, dedicarte a la fabricación y consumo de pisco sour, caipiriña y margarita hasta que te dé hipo. Pero no hay hígado que resista.
La verdad, no es la idea.

Pero tranquilos, ya está solucionado: inventé el "Limón en Cubitos"[patente en trámite].
El asunto es bastante simple. Agarras los limones -a medida que van cayendo del árbol; tampoco vamos a andar estresándonos-, los exprimes, pasas el jugo por un colador, lo pones en la cubetera, lo congelas, sacas los cubitos, los pones en una bolsa o en un táper, los dejas en el freezer y listo.

Sí, hay que trabajar un poco, ¡pero después esos cubitos te van a cambiar la vida, papaaaaá!

Mira, pongámosle que te resfrías.
Estás ahí tirado en cama, botado como un perro, la partecita de abajo de la nariz rota de tanto sonarte, la cabeza a punto de estallar, las lágrimas resbalan por tus mejillas -no tanto por tu lamentable estado, sino porque es de los resfríos llorados- y no hay ni un alma caritativa que te prepare una limonada caliente. Pero... ¡arriba ese ánimo, flaco!, ¡eres un ser excepcional, único, irrepetible y además previsor!: agarras unos cubitos, los pones en una taza, agregas agua hirviendo, azúcar o miel según sea tu cariño, ¡y ya! Limonada caliente casi instantánea, sin preservantes ni colorantes artificiales. ¡Vas a andar buscando resfriarte, te lo digo yo!

Ah, ¿eres un ser excepcional, único, irrepetible, previsor y con una salud de hierro? Bueno, bueno, albricias; pero seguro que tu vida sexual anda como las pelotas.
Aunque te cortarías los genitales antes de reconocerlo, no vengas con que no.
¡Pero ese asunto pronto será cosa del pasado, perrín!
Mira, es muy simple, para el invierno te compras un calientacama.
¿Y para el verano?
¡Aaaaaaah! ¡Ahahaaaaá! ¡Qué bueno que lo preguntas! Para el verano tenemos nada más ni nada menos que el "Limón en Cubitos"[patente en trámite]. Entonces, en esos días en que hay como 45 grados a la sombra, en esos días en que la tropa anda con la moral baja, en esos días en que ya sabes a lo que me refiero y que no son esos días, sino esos otros días, en esos... uuuuuh... ella anhelante yaciendo a tu lado, cubitos de limón deslizándose suavemente por su piel tersa y sudorosa -que además de erótico y refrescante resulta que el limón es astringente, así que te lo va a agradecer. Negocio redondo por donde se le mire, loco- y... y... y... y bueno, me han contado que si le agregas tequila te queda una margarita espectacular.


A continuación algunas imágenes del proceso de fabricación de "Limón en Cubitos"[patente en trámite].

Éstos no tienen i-d-e-a de la que se les viene.


Acá podemos observar el jugo recién exprimido -100% natural, sin preservantes ni colorantes artificiales- listo para pasar a Fase 2 o Animación Suspendida.

Finalmente, el producto terminado en todo su esplendor.

Ahora si usted, señora, señor, necesita "Limón en Cubitos" [patente en trámite] en forma urgente o no tiene paciencia para plantar un limonero y sentarse a esperar, llame ya a nuestras operadoras.
Y si lo hace dentro de la próxima media hora, recibirá además un video gastronómico completamente GRATIS.

domingo, 11 de octubre de 2009

Dos cosas (y si te digo "dos cosas" vas a encontrar dos, ni más ni menos. No como ese recurso humorístico en que te ponen más. Que ya fue)

Si están esperando que ahora, poseída por el embriagador Elíxir de la Victoria, realice una danza zulú pierden su tiempo: nadie tiene clavada la Rueda de la Fortuna y aparte con eso de la bronquitis sigo con el pecho medio tomado. Lo siento.
Aunque estaría bueno que si conocen a alguien de Sudáfrica le digan que al león me lo despierten, me lo bañen, me lo cepillen de dientes y me lo perfumen discretamente(*), porque vamos para allá.

En realidad quiero contarles un logro personal. Aquí donde me ven, ostento el Record Mundial de Duramiento de Termo Usado a Diario: 18 años. Sí, como lo leen, die-cio-cho-a-ños me duró un termo. Hazme ésa.
Lo sorprendente e inexplicable es que los termos me duran más que los maridos.
Claro que el otro día me harté de verlo a diario y rehusé a seguir acompañándolo en su lento e inexorable proceso de deterioro físico, así que agarré y lo boté. Al termo.
Vamos a ver cuánto me dura el próximo. Marido.

Lo otro es que cuando el internauta-medio me ve por primera vez, cree que soy de oriente. Pues bien, basta de suposiciones (porque son de ustedes; si fueran mías serían miposiciones), conjeturas e hipótesis que lo único que generan es inseguridad. Y el internauta-medio por lo que más clama es por seguridad, ¿sí o no? Sí, obvio; yo no ando preguntando al reverendo lote. Entonces, chiquilines(as) míos, les presento la prueba irrefutable de que, tal como lo sospechaban, Anai es de oriente:


http://www.youtube.com/watch?v=wtWEfRS1FBo



(Y no, no yutubié "anai". Te digo a ti, que siempre piensas cosas feas de mí porque me odias.
Lo encontré cuando andaba buscando "zulu dances".)



________________________________________
*Perfumado indiscreto: se huele en el ascensor.
Perfumado discreto: se huele a cinco centímetros.

viernes, 9 de octubre de 2009

jueves, 8 de octubre de 2009

miércoles, 7 de octubre de 2009

¡Especial de mí inmortalizada por diferentes artistas!

Cediendo por una vez a la más baja de las pasiones, la pasión por uno mismo (sí, porque las pasiones se clasifican de acuerdo a la proximidad respecto al apasionado. A saber, la más elevada es la pasión por Dios -cualquier dios; si eres politeísta tienes que elegir uno- y la más baja, lo que tiene uno más a mano, o sea uno mismo. En el medio están todas las otras cosas que te apasionan: la patria, la familia, la vecina, el sodero, los jovencitos, la cría y reproducción de equinodermos, las discusiones acerca de qué es arte, rascarse allí, en fin, esas cosas que te gustan tanto. Hay que procurar, eso sí, mantener un equilibrio entre las pasiones porque si no la cosa puede ponerse fea. Te explico, por ejemplo los santos. Los santos son unos tipos apasionados por Dios. ¿Y? -te preguntarás-, y -te respondo- todo bien con eso; si decides ser santo voy a ser la primera en felicitarte; si el día de mañana comparezco ante un tribunal por alguna cosa, esa cosa nunca será la hagiofobia ni la hagiofagia. Entonces, al rato después que te mueras -"rato" en sentido bíblico- construirán en tu honor uno o más edificios enormes con nave central, naves laterales, columnas, rosetones, pórtico abocinado decorado con relieves o bien fachada con arquivoltas de medio punto; una monada. También te sacarán en procesión por el barrio una vez al año -aunque si eres un santo re copado te van a ir a ver; se llama "peregrinación"- y pondrán tu nombre a una calle más o menos importante según un ranking de santos, aprobado por el Vaticano, que tienen los nominadores de calles. Peeeero, hay un detallito: los santos normalmente mueren traspasados por flechas, asados a la parrilla o devorados por las fieras, y ésa no se la doy a nadie. Aparte está ese asunto de que los santos ven cosas y oyen voces... o sea, hay que contemplar la posibilidad de que no termines en un altar, sino en el manicomio más cercano. Por eso, lo recomendable es equilibrar las pasiones. Cosa nada fácil si te apasionan muchas cosas; por tanto, yo sugiero que te centres en dos y de similar envergadura. Es decir, si te apasiona Dios, apasiónate por ti; si te apasiona el fútbol y la cerveza, termina con la morenaza de Finanzas, y así. Pero volvamos a lo que nos convoca; o sea, yo), y para demostrarles que yo sí me codeo con ar-tis-tas, he preparado esta pequeña pero juguetona retrospectiva.


1993: Atrapada en un lapso de placentera somnolencia.
Dibujo realizado por un amigo con intenciones serias. Según él.



1995: Caricatura que me hizo pensar que tan tan serias no eran.
Aparte me añade como 10 años.


1995,5: Maldición. Odio tener razón.



2000: Caricatura realizada por profesional del rubro con asiento en Plaza de Armas, al lado de la Catedral, frente al Marco Polo, mirando para Paseo Ahumada.
La cintura fue photoshopeada. Noblesse oblige.



2009: Ésta ya la conocen. Fichu realizada por famoso weblogero que en un rapto de inspiración -o quizás de ausencia de ella- se impuso la hercúlea, pigmaliónica, atlántica (buenosáirica, para más señas) tarea de agasajar a todos y cada uno de sus comentaristas, les guste o no.
Como pueden ver, los años no pasan en vano.
En mi caso no han hecho más que añadir garbo y belleza a mi distinción natural.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Bien, les di unos minutos de pausa porque noté que se quedaron arrobados. Tranquilos, no pasa nada. Así es el arte.
Y pasando a cosas más prosaicas, también hay que comer:
MENÚ DEL DÍA
ROPA VIEJA
&

martes, 6 de octubre de 2009

jueves, 1 de octubre de 2009

Sociales

En extrañas aunque no por ello menos glamorosas circunstancias, falleció anoche de dos impactos Miss Itsy Bitsy Spider en la Mansión Le.

De acuerdo a la versión entregada por la doncella, a eso de las 21:00 hrs. la Baronesa se dirigió a la Sala de Baño -de estilo Neoclásico Royal Albert Hall y recientemente refaccionada por el arquitecto George Paxton- para tomar su habitual baño de inmersión. En la oportunidad lucía un elegante kimono de seda negra con magnífico dragón bordado en la parte posterior.

Minutos más tarde la Baronesa abandonó la Sala de Baño, en forma despavorida y gallarda, gritando con su bien templada voz "¡está muerta!, ¡está muerta!, ¡pero una extremidad se separó de su cuerpo y todavía se mueve!, ¡se mueve sola!"
Se ignora si esto se deba a una particularidad de la occisa o a los vapores del scotch que usualmente acompaña a la Baronesa durante sus abluciones.

Las exequias de Miss Spider se llevarán a cabo esta tarde, en forma privada, en el Panteón de la familia.


Detalle del majestuoso kimono que vestía la Baronesa en
la ocasión.


Fotografía, Yves Gerard