domingo, 25 de octubre de 2009

Problema + Proyecto

Antes que me internara en las procelosas aguas del bloggerismo, alguien debería haberme advertido lo que iba a ocurrir.

Sí, porque me dijeron lo que NO iba a pasar -que nadie se hace rico y famoso-, pero nadie me habló de la Válvula de Emisión de Huevadas que se le abre a uno en la cabeza y que opera incluso en sueños.
Y en el estado hipnagógico.
Y en el hipnopómpico también.

O sea, no te deja en paz y lo peor es que parece que no se te va a cerrar más.
Eso me está pasando: se me andan ocurriendo leseras que no me dejan tranquila hasta que las pongo aquí.

Y yo tengo una vida, ¿entiendes?, tengo cosas importantes que hacer. Por ejemplo, hoy es domingo, va a ser la una y yo debería estar en misa, pero acá me tienes.

Y ya empezaron a llegar las cuentas: Mariel -único ser de carne y hueso que sabe que tengo un blog. Te digo más, uno de los pocos seres de carne y hueso con quienes tengo contacto que sabe qué es un blog- está un poco cambiada conmigo.

Lo percibo en sus ojos.

Y en cuando me dice "ya po, mamá, ¡córtala!"


Con decirte que al principio se sumó con gran entusiasmo al proyecto: me escaneaba cosas, me prestaba su laptop, opinaba... hasta creo que una vez llegó a tirarme una idea.
En cambio ahora ni entra.
[Momento... si ni entra, ¿para qué la tengo ahí en colaboradores?, ¿eh?... jeje, muy pronto esto será sólo mío, mío, ¡mío!]

Antes que esto pase a mayores -porque la cosa es grave, dejémonos de bromas. Antes de los blogs yo no tenía idea lo que era "hipnagógico" y mucho menos "hipnopómpico". Ahora te puedo explicar qué significa "teaser" o "mashup"... y yo vivo con gente que no sabe qué es un blog, ¿entiendes?... ¡ENTIENDES!-, hablé seriamente conmigo y me sugerí tener un cuadernito para anotar allí, sucintamente, las cosas que se me ocurran y después, cuando nadie me vea, ponerlas acá.
Pero deseché la excelente idea que yo me di a mí.
Una porque me carga que me digan qué hacer.
Otra porque eso del cuadernito lo hacen los artistas. Y tengo pensado no ser artista.
Arista, a lo sumo. Pero artista no.
Muy fregada la vida de artista.

Y ojo que les estoy mostrando la puntita del problema nomás -un, cof-cof, 'teaser', por llamarlo de alguna manera-, porque no quiero un suicidio masivo por mi culpa.



Ah, ahora que digo "masivo" me acordé de otra cosa.

¿Se han fijado que acá entran cuatro pelagatos?

Cuatro pelagatos importantes, eso sí, no cualquier pelagatos.
Te estoy hablando de blogeros y blogera (una) con muescas en sus colts.
De blogeros con varios dígitos en sus Visualizaciones del Perfil.
De gente que ha organizado en sus blogs concursos que han hecho historia.
De gente profesional en el área (profesional ad honorem la inmensa mayoría, pero no por eso menos profesionales).
De gente que publica a diario y no anda con "ay, mamita, no se me ocurre nada, no se me ocurre nada, ay, ay, ay, qué voy a hacer, me abandonaron las musas... ¿andarán de vacaciones". No.
Y el que no publica a diario publica una vez al año, ¿qué tal?, eso es carácter.
O sea, no sé si te queda claro.

Y ni hablar de mis comentaristas - blogless...
No, de ellos no vamos a hablar.
Pero toda gente Fina Selección. King Size. Envejecida en roble.

Bueno, el asunto es que con mis Cuatro Pelagatos estoy más feliz que perro con dos colas, pero temo que un mal día decidan abandonarme. Y ya he sido suficientemente abandonada en mi vida, de manera que, les rogaría, por favor no lo intenten.

Como ustedes son re buenas personas y yo les estoy re dando lástima y todo esto es re re patético, seguro en este momento me están jurando por lo más sagrado que no me van a dejar.

¡Ja!... no me hagan reír que se me parten los labios.
Y además se me forma una arruguita horizontal en el surco interlabial.
Acá, mira. Acá...
Yo no me la había visto, pero el otro día me dijeron.

¡No voy a confiar en sus buenos propósitos, porque los buenos propósitos se los lleva el viento!

¡No, señor!

¡No, señora!


¿Entonces?

Entonces, me puse anteojos, una batita blanca, me recogí el pelo, lo sujeté con un lápiz bic y me vine al laboratorio a poner manos a la obra: estoy desarrollando un adminilugio (iba a poner fifituqui; por "fifidubio" y "aparatuqui"... una especie de sentido homenaje... pero capaz que lo tomen a mal y me demanden. Son tan temperamentales los artistas), un adminilugio, repito, que los atrapará y atará a sus sillas y no podrán salir de aquí y serán mis esclavos para siempre.

El coso se llamará "Liana Electrónica".

Pero será más conocido por su nombre comercial: e-liana.



¿Y qué vamos a hacer después, Cerebro?

Después vamos a dejar de hacer lo que hacemos todas las noches y vamos a conquistar al mundo.


http://www.youtube.com/watch?v=c_w5APK7h_s

4 comentarios:

Aleida-g dijo...

Esto se va para arriba! Me imagino que los vitalicios tendremos con "e-liana" algún veneficio,tipo cupón de descuentos en..que se yo,no digo shopings, pero en grandes cadenas de verdulerías al menos.
¡Canté pri!
Seguramente ahora van a aperecer todos, que son mucho más que cuatro gatos locos,pero Ud. no olvide que la única aplicada que firma siempre el libro de asistencia soy YOOOO señorita.
Ha, me olvidaba..le traje una manzana.

Aleida-g dijo...

No hago los debereres y pretendo "beneficiarme", VURRA,VURRA,VURRA!!!

Podeti dijo...

"se me andan ocurriendo leseras que no me dejan tranquila hasta que las pongo aquí."


O sea, dicho con otras palabras, que desde que sos es-cri-to-ra (porque escribir un weblog es ser escritor) tenés un grabadorcirto (situado físicamente como en la nuca) que, mientras vivís, va registrando lo que te pasa para usarlo como "material".

¿Cómo era eso de que el tipo decía boludeces???

gabrielaa. dijo...

eso de la hija que arranca como co-administradora del blog y después la larga parada y hasta se rehúsa a escanearle cosas, lo viví en carne propia.

snif