jueves, 31 de diciembre de 2009

¡Feliz Año Nuevo!

Dicen que hay que ponérselos al revés y después de las doce darlos vuelta.





Que trae buena suerte, que durante el año encuentras marido, que resulta, que no resulta, que es superstición, que superstition ain't the way... no sé, no sé... pero no me vas a negar, Negro, que empezar el año dándose vuelta los calzones es -por decir lo menos- inquietante.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Por Detroit

¿Supieron de ese vuelo de Amsterdam a Detroit en que el piloto hizo un aterrizaje de emergencia por amenaza de bomba, y llegó la policía y los bomberos y rodearon al avión y lo revisaron de arriba a abajo y por dentro y por fuera, igual que al pasajero que se demoró mucho en el baño y que causó toda esta parafernalia, y no encontraron nada?



Sí.
Yo llegué a la misma conclusión.


Pobrecito...

sábado, 26 de diciembre de 2009

Primer Balance de 2010

El Señor hizo en mí maravillas, no obstante, he experimentado lapidarios cambios.

Ahora me hago la raya del peinado a la izquierda.

Cambié el celestito cagón del Belmont por el elegante rojo italiano del Viceroy corriente.

Dejé la Coca light por la Coca Cola dura.

Volví a la Radio Futuro.
Misma que oía en 1995.
Aunque los puristas dirán que técnicamente esto más que cambio es una regresión, pero me importa un rábano.

Sigo sin justificar la existencia del pulgar oponible.
O sea, sin celular.


¿Y el Nivel de Pelotudismo?

No, ése aún no presenta variación perceptible para el ojo humano.





Por ejemplo, hace dos días gasté $700 en El Loto Que Cambiaría Mi Vida Para Siempre (y la de ustedes también, ¿por qué no?... aaaaaah, ¿ahora me van a salir con que son ascetas...?).
Hoy, cuando quise revisar -y ahí tendríamos otro cambio: ahora reviso si me gané el Loto o no-, me di cuenta que había botado el papelito que te entregan con los números.

Y sujeto con un cosito magnético en la puerta del refrigerador estaba la hoja donde uno marca sus preferencias.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Postales Navideñas (III)

¡Lleve de lo bueno, oiga!

¡Bueno, bonito y barato por este lado!

¡La novedá del año para los regalones!












&

No hay dónde perderse, flaco.
Igual te encargo la 2.55...


¿Echaste los regalos?

Calmao, mi rey...


http://www.youtube.com/watch?v=zuqJdLouObE






N. de la B.: "El Persa" o Mercado Persa, lugar que en otras partes conocen como Mercado de las Pulgas. Sitio predilecto de los... cof, cof, cof... "reducidores de mercancías robadas", particularmente gargantillas de oro arrebatadas a incautas transeúntes.

martes, 22 de diciembre de 2009

lunes, 21 de diciembre de 2009

domingo, 20 de diciembre de 2009

Un tal Medina (autor: Carlos Bahr; compositor: Roberto Garza)

Se fue con un tal Medina
que la envolvió con sus prosas,
como ella se llama Rosa
me hizo sentir sus espinas.

Solo, sin fe, casi viejo,
por lo que vale mi vida
me está sobrando el pellejo.

Nada, ni nombre ni perro
hoy ya me queda;
ella escribió cuatro cartas
y se acabó.

Para poder olvidarla
me sobran penas,
para cobrar su inconstancia
me sobra amor.

Sirva, si alguno convida,
así me doy gusto en vida
ya que se ofrece ocasión.

Eso si cuento por vivo,
que a veces se me hace cierto
que por rigor de su olvido,
pesaroso y abatido,
voy contando ya por muerto.

Se fue con un tal Medina
que la envolvió con sus prosas,
como ella se llama Rosa
me hizo sentir sus espinas.



Nota: Busqué en Todo Tango y no está. Busqué en Youtube y no está. Busqué en todas las partes donde podría estar y no está.
No está.
No está.
No está.

viernes, 18 de diciembre de 2009

jueves, 17 de diciembre de 2009

As time goes by

Una vez arrendé el video de Pretty Woman y quedé horrorizada: ¡¡Era un panegírico a la prostitución!!


Otra vez la vi y pensé, "ese tipo es un pelotudo y esa relación va directo al fracaso".


Anoche empezaron a darla en el canal 4. Dije "bah" y la cambié.




Conclusión:
Yo antes arrendaba películas.

Gugu-gagá

Hey, la ciencia acaba de dar un gigantesco paso en la lucha contra el Flagelo de la Pérdida de la información Mental -cuestión que tanto nos atormenta... bueno, a mí no-, y apuesto que estabas paveando: vi recién, entre las propagandas de la tele, que hay una muñeca (de juguete) a la que le pones un nombre y lo recuerda.


Ejercicio:

Póngale nombre.

Test: ¿Sería usted un cartonero exitoso?

Usted es un cartonero que sale temprano con su carrito a aprovechar el Boom de Limpieza Pre Navideña que se apodera de muchos hogares.
Los materiales que se presentan ante sus ojos son:

1. Diarios
2. Revistas
3. Papel satinado o couché
4. Papeles
5. Cartones

Su olfato comercial y el tamaño de su carrito le indican que debe preferir:

a) 1-2-4 y 5
b) 1-4 y 5
c) Sólo 3
d) Sólo 5 (o sea, es car-to-ne-ro)
e) Todos (al final es "papel", caramba)




Pista:
Todo ese material carísimo que las universidades privadas dan como publicidad disfrazada de información a los alumnos del último año de secundaria -y cuyo costo asumen los padres de alumnos de universidad privada- no sirve ni como papel higiénico.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

Hoy, batiburrillo y feijoada...Tá bom?

Considerando:

1. Que venimos con rosas y cucarachas -que acá les decimos baratas, igual (me contaron) que en Brasil; o sea que en Río tú puedes andar tranquilamente por la Rua "Cucaracha" Ribeiro y no pasa nada.

2. Que la voy a hacer cortita porque tengo hambre -que en portugués se dice fome, y "fome" en Chile es aquello que, por decirlo de alguna manera, te deja con haaammmbreee.

Y 3. Que "dicen" que ando " "sensible" ".


Resuélvese:

Deixa de parte essa coisa de dengosa, anda Rosa, y vámonos a bailar al Rio Scenarium.
Que está bien que no te gusten las muchedumbres pero tampoco abusemos.


http://www.youtube.com/watch?v=OYnCQYhpv9I



(Y un poquito de Joao Gilberto para aleida-g.

http://www.youtube.com/watch?v=ak8xbaVDufo)

martes, 15 de diciembre de 2009

Optimus Pelvis

http://www.youtube.com/watch?v=G2vQ_TPa8EA

Receta para momificar cucarachas

Esto lo leí en un cuento de Clarice Lispector.

El procedimiento es bastante simple: hay que unir azúcar, harina y yeso en partes iguales y poner la mezcla en esas partes donde las cucarachas salen a patiperrear por la noche.

El azúcar y la harina las atraen.
El yeso las endurece por dentro.

El efecto colateral es que se mueren.

Y uno se endurece por dentro también, un poco.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Maldición...

Justo cuando tenía completamente definida mi Lista Mental de Propósitos Realmente Perversos Para El Próximo año y me dirigía a preparar el ritual para sellarla con cafeína y tabaco, vi que el ibisco -el que casi se murió con la nevada del año 2007- había dado su primera flor de la temporada.




















Y me dio como una cosita aquí.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Caramba

"Desti Nyto" me avisa que me agregó como amigo en Facebook.

¿Tengo que comprarle regalo de Navidad?

¿Y si abro el email y resulta que es un Desti Nyto funesto?

¿Acaso no tengo cara de "pocos amigos"?

Clip

http://www.youtube.com/watch?v=Ce6bjiBIdgQ

sábado, 12 de diciembre de 2009

Deseo

La única única única cosa que quiero de regalo es ser un poco, un poquito, un pelito menos pelotuda.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

¡Paren las rotativas!

Gracias al aporte de Juanro descubrí que el teflón en realidad se llama politetrafluoroetileno.

Y que un suizo inventó el velcro cuando salía a pasear al perro y se le pegaban unos cardos que después costaba mucho sacarlos.

Entonces me acordé que mi mamá me contó una vez que, en el campo, los cabros chicos de moledera se entretenían a la salida de los casamientos tirándole a la cola del vestido de la novia unas cosas que llamó "clonquis".

Y lo guglié.

Y resulta que el nombre científico de los clonquis es Xanthium spinosum.
Mismo nombre de las cosas que se le pegaban al perro del suizo.

O sea que -si mi mamá me hubiera contado lo de los clonquis antes de 1948- ¡estuve a ASÍ de inventar el velcro!



Y twitter... porque hace como 20 años un día estaba conversando con una vecina y entre todo salió el tema de que ella vivía hablando por teléfono con su mamá, sus hermanas, sus amigas, con todo el mundo; ahí me saltó la curiosidad porque yo nunca llamo, salvo que tenga una cosa muy concreta para hablar, si no no sé qué decir, y eso me ha traído problemas, por ejemplo me han dicho "ingrata", o "tú no me quieres", o "misántropa" y otras cosas por el estilo (en realidad nadie me ha dicho misántropa, pero yo he entendido que eso es lo que me han querido decir), entonces me dije "¡ea!, aquí puedo aprender algo", y le pregunté cómo hacía ella... su respuesta me dejó boquiabierta hasta el día de hoy: "llamo y les pregunto QUÉ ESTÁN HACIENDO".


Mi miopía en el plano de los inventos es como para PEGARSE UN TIRO, ¿no?


Bueno, lo voy a poner en la lista de cosas que tengo hacer.


Pero primero voy partir por hacer la cama, que ya son como las dos de la tarde.
Y tengo que lavar cosas.
Y lavarme yo.


Ah, y el currículum.


Maldición.

_-*-_



¡Arbolitos, arbolitos, arbolitos (*)!:



El de Río de Janeiro está en el agua.
Pienso que puede ser un lucky bamboo.






Éste lo miro y me da sed.






Ideal para reutilizar toda la propaganda que los candidatos a diputado, senador y presidente han dejado en mi jardín.



¿Viste que los fotógrafos son todos unos amarretes?



Y éste... eeeeeeeh... yo diría que éste es el de San Bolainas.





Todavía no hago el mío.
.
En realidad me debato entre hacer el arbolito o hacer un currículum vitae.
.
¿No será depresión lo mío?
.
.
.
(*) Fotos "tomadas con suma delicadeza" de diferentes partes.
Y si me vienen a hacer líos justo ahora, entonces qué clase de espíritu navideño de morondanga tiene la gente, por la m...!!

Pool

¿Te conté que yo me iba a llamar Luis Javier?

¿Y que cuando mi papá vio que no, que nada que ver, eso no alteró sus planes en absoluto e igual me empezó a llevar al pool del barrio todos los días en la tardecita, aunque mi mamá ponía el grito en el cielo?

Bueno, sí.
Creo que lo primero que leí en mi vida fue "Se prohibe tirar massé".

Y hasta te podría jurar que mi primera palabra fue "buchaca".



Todo esto sólo para mostrarte un perrito, cosita más linda, ñuñi ñuñi (el perrito):

http://www.youtube.com/watch?v=yHiiG3-yU7k

martes, 8 de diciembre de 2009

Hagamos lo siguiente: tú corre y yo me duermo en tus laureles

Corríjanme -con ternura- si estoy equivocada, pero si la carrera espacial sólo sirvió para que ahora tengamos teflón y velcro, pues déjenme decirles que vale cada uno de los morlacos que se gastaron.

Al velcro le debo no haberme roto la espalda atando cada dos cuadras las zapatillas de mi hija, y también no verme sometida al engorroso proceso de enseñanza del nudo de lacito. Al final yo tenía razón: "no importa si a los dos (o seis, no me acuerdo) años todavía le doy la comida licuada, a los veinte ya va a masticar", o "no importa si no le enseño el nudo de lacito; si realmente es necesario, a los veinte años ya lo va a haber aprendido de alguna manera".

¿Y al teflón?
Aaaaaaah, al teflón Pablo Neruda tendría que haberle escrito una oda. Pero parece que no tuvo el gusto de conocerlo.

No he hecho el cálculo exacto, pero así, a ojo, estimo que he ahorrado una fortuna al no comprar esas cosas que acá llaman "esponja de acero" y "lana de acero", que, por cierto, no son ni esponjas ni lana ni acero (seeeeeeee, ponlo en la lista de Curiosidades Chilensis; al lado de "pan de pascua" y "azúcar flor"... a ti te digo... ah, encontré "Placita Yarur"...) y que aparte te dejaban las uñas a la miseria cuando raspabas las ollas y sartenes, así que ahí hay otra fortuna que me ahorré en manicure.
Pero como nunca me he hecho la manicure, descontemos esa fortuna.

También está ese asunto con las ollas de aluminio; eso que como que desprenden una cosa que si la comes a la larga te mueres o quedas tonto; pero, en aras del rigor científico, desechémoslo porque hagas lo que hagas -o dejes de hacer lo que dejes de hacer- a la larga siempre al final te mueres, y tontos... bueno, la tontera es como el tango, en algún momento ocupa un lugar importante en tu vida.

Pero no nos apartemos del teflón (eso fue un chiste, ¿lo notaste?... "no nos apartemos del teflón"... ¿no?... bueh, andá a cambiar la pastisha), lo que más me gusta del teflón es que ahora ninguna suegra va a venir a decirme A MÍ que no sé ni freír un huevo, porque ahora hago huevos revueltos única y exclusivamente cuando YO quiero.

Y en esto no escatimo en gastos.
Un día, cansada de acordarme de la madre de los fabricantes de sartenes que le ponen poquito teflón y que no te duran nada, me compré una bien bien bien cara, francesa y todo, que se veía que tenía tanto teflón que lo más probable que mi último deseo fuera que me hicieran una omelette de jamón en ella, y que mientras la bajaba con una stellita, fueran y me prepararan de postre unos panqueques con manjar. Peeeeeeeeero, ¿viste como es la vida?, el otro día a la tontorrona se le salió el mango.

El teflón impecable, eso sí.

¿Faltará mucho para que los franceses inventen el mango insalible?

viernes, 4 de diciembre de 2009

Si un argentino viene y me dice...

"Amooor, hay que cambiar la pastiiisha", me muero, me muero, te juro que me muero.

De indignación.

Indeclinable



Claro, nadie que tenga un mínimo apego a la vida podría rehusar semejante invitación.
De todas maneras, como saben que todo se te olvida, el segundo aviso aparecerá clavado en tu puerta con un puñal.

No, no, no, gordo, nada que ver. No es lo que estás pensando...

http://www.cope.es/tecnologia/03-12-09--maniquies-copiloto-ahuyentar-atracadores-coches-112334-1

jueves, 3 de diciembre de 2009

Cosas que le pasan a una amiga mía (...o Sólo llamé para dejarte asiiiiií la cabeza)

Si por esas cosas de la vida un día te empieza a doler la cabeza tipo 7 de la tarde, no te hagas la valiente y pienses "bah, debe ser tensional, mejor no tomo nada, total al rato me acuesto y se me pasa", porque vas a despertar a las 5 y media de la madrugada con un dolor de esos que reflotan tus instintos homicidas, que menos mal que duermes sola que si no eso sería un baño de sangre, y no contenta con eso después agarrarías la guillotina que tuvieras más a mano, y si justo no hay ninguna entonces no importa, con el cortauñas que está en el velador alcanza, y pedacito a pedacito te harías a ti misma la Gran Robespierre, pero antes de llegar a eso le das una oportunidad a las disciplinas orientales, y te aprietas aquí, allá y acullá, y nada: la digitopuntura no es la respuesta; entonces te paseas como loca por toda la casa a ver si es cosa del feng shui, y tampoco: el mal chi se te pegó como lapa, así que mucho con lo de orientales, mucho con lo de milenarias, pero vas a tener que recurrir nomás a la amputación sin anestesia y con el cortauñas porque de la guillotina ni luces; ah, pero antes te dan ganas de arrancarte los ojos de las órbitas con un destornillador porque la tenue claridad que se filtra a través de las cortinas de las ventanas te taladra los cerrados párpados, entonces buscas un foulard 100% silk que tienes por ahí -porque si vas a perder la cabeza que sea con estilo- y te vendas los ojos para tratar de impedir que entre la maldita luz, y cuando estás así justo te acuerdas de Dios, y elevas los vendados ojos al cielo, y de pronto descubres que si te meces un poquito de izquierda a derecha y de derecha a izquierda como que se te pasa un poco, y ahí te olvidas de Dios y te acuerdas de Stevie Wonder, que te reirías si no se te estuviera partiendo la cabeza, y así, haciendo de Stevie Wonder, te pones a esperar que el Migranol que te tomaste recién -sí, sí, el mismo que tendrías que haberte tomado a las 7 de la tarde, tarada- te haga efecto, y para amenizar la espera qué mejor que un poco de música, así que cantas mentalmente I just caaaaall to saaaaay I love youuuuuu, I just caaaall... y zas que te acuerdas de que hay que tener cuidado con lo que se desea, ¿música quería la perla?, OK: empiezan a cantar los pajaritos de mierda esos, y el que lleva la voz cantante es ese reiterativo y monotemático que no hace más que preguntar si han visto a mi tío Agustín, ése que hace que uno se acuerde de los Detenidos Desaparecidos y los años 80, que fueron una mierda, porque si en los 70 había plata y no había cosas, en los 80 había de todo y no teníamos ni un cinco, que es peor, pero no importa porque ya está haciendo, I just caaaaaall, lo suyo el Migranol y, I love youuuuu, suena el despertador, y no tienes para qué levantarte porque ya estás en pie hace hora y media, entonces te descubres los ojos y vas a la cocina a preparar el desayuno de tu universitaria hija, y no porque seas una madre particularmente abnegada, sino porque estás haciendo mérito para cuando ella se forre en plata capaz que defendiendo a narcotraficantes y te compre un departamentito de un ambiente, con piso de parquet, en Providencia, y con geranios en las ventanas, o mejor podría ser cannabis sativa, que así como vamos en 30 o 40 años más ya va a ser de uso legal, y qué otra cosa vas a hacer si ya vas a tener como 80 años...

En síntesis: con la jaqueca no se jode.



Coda
Lean -o relean- esto que está re bueno:

http://weblogs.clarin.com/podeti/archives/001745.php



martes, 1 de diciembre de 2009

No hay

No, flaca, no hay.

Y fíjate que te lo digo de entrada.

No porque podría tramitarte un rato. Jugar con las expectativas, que le dicen.

Que sí, que no, que esto, que lo otro, que lo de más allá, pero para qué vamos a estar con cosas si no hay.

Agradece la franqueza y que no tuviste ni que preguntar.

Aparte no sé de dónde sacaste que había.

A ver, ¿te dijo alguien que había?...


No, no, no, m'hija, las suposiciones las carga el diablo. Y las interpretaciones son odiosas.

A su edad debería saberlo.

Así que vuélvase por donde vino y vea cómo hace, porque no hay.