martes, 1 de diciembre de 2009

No hay

No, flaca, no hay.

Y fíjate que te lo digo de entrada.

No porque podría tramitarte un rato. Jugar con las expectativas, que le dicen.

Que sí, que no, que esto, que lo otro, que lo de más allá, pero para qué vamos a estar con cosas si no hay.

Agradece la franqueza y que no tuviste ni que preguntar.

Aparte no sé de dónde sacaste que había.

A ver, ¿te dijo alguien que había?...


No, no, no, m'hija, las suposiciones las carga el diablo. Y las interpretaciones son odiosas.

A su edad debería saberlo.

Así que vuélvase por donde vino y vea cómo hace, porque no hay.




5 comentarios:

Podeti dijo...

Pero, no me quedó claro, ¿hay o no hay?

Anai Le dijo...

Aaaaah, ¡hola!

¿Quiubo?

Aleida-g dijo...

NO TENGO PLATA, NO TENGO PLATA!!!!

Juanro dijo...

Lo que sí tiene ese cartel es dinamismo.

Anai Le dijo...

No si ése es el problema, el que menciona el Sr. Podeti: ¿hay o no hay?
Yo desde la semana pasada que estoy en la incertidumbre. Miro las cosas de un lado y no hay, pero las miro desde el otro y sí hay.
Y la incertidumbre por una parte me inmoviliza, y por otra me tiene de aquí para allá.