lunes, 31 de mayo de 2010

Mou, Larry...


Justo iba a escribir "¿qué será de ígor?... porque no sé si saben, pero no es igór, es ígor... o sea, yo antes creía que era igór, y tan convencida estaba que incluso le decía igór. Mentalmente, claro, porque no tengo con quien hablar de igór. Y de ígor tampoco. Bueno, el asunto es me sacaron de las tinieblas del error y me dijeron que no era igór; era ígor.
Tremenda sorpresa me llevé.
Que era ígor y no igór yo diría que fue el gran descubrimiento que hice la última vez que fui para allá.
Para allá donde vive ígor.
No sé por qué dicen que ya está todo descubierto -nihil novum sub solem, dicen los romanos. O sole, no me acuerdo bien. En realidad, "decían" los romanos. Los romanos de antes. Los que andaban con vestido- cuando yo sigo decubriendo cosas."
Pero ya no puedo escribir eso porque justo abrí esta cosa y descubrí (¿ven?) que ígor anda en la Luna.
O en los géiseres de El Tatio, no sé.
¿Y qué andará haciendo ígor en los géiseres de El Tatio?
Ah, seguro anda comprobando que se pueden fabricar huevos duros en los géiseres de El Tatio.
ígor tiene mente científica.
Y vértigo paroxal benigno.
En el fondo es bueno el vértigo.
Es benigno.
En la parte de bien arriba del fondo porque si no no daría vértigo.
O capaz que es la Luna...
Nunca pensé que ígor tuviera Fred Perry.
Ni que no tuviera.
Ni que fuera capaz de ir hasta la Luna con tal de arruinarme un post.
Uno se engaña con la gente, ¿ves?
Así nacieron las comedias de equivocaciones.
Y "Edipo, Rey".

Palabras

Hubo un tiempo en que mi más esperado anhelo fue oír me gustas.
Después crecí un poco, esas palabras me quedaron chicas y toqué el cielo con las manos cuando me dijeron te amo.
Pero ¿viste que uno, cuando es chica, siempre quiere más?
Bueno, no me quedé tranquila hasta que me dijeron ¿casémonos?
Y al año llegó esa cosita rosada, que todavía me emociona, seguida de un ¡es una niña!
Podría seguir dando ejemplos, pero para qué prolongar esto innecesariamente si lo que quiero contar es que hoy llegué a ese punto sin retorno en la vida de una mujer, ese momento que a unas les llega antes y a otras después pero parece que a todas nos llega, ese momento en que fui transportada a otro estadio de la evolución -y ojo que tengo experiencia en esto, pero por alguna razón me siento como cuando me inicié en estas lides, a los 21 años- ese momento en que me topé a boca de jarro con la administradora del colegio y de entre sus labios salió esa ambrosía fónica, ese elixir sonoro que se introdujo en mis oídos y recorrió cada fibra de mi ser con movimientos ondulantes: tengo un cheque para usted.

Alego a mi favor que es una pequeña fortuna.

domingo, 30 de mayo de 2010

Arbitraje

Supongamos que un día estamos jugando fútbol -cosas más raras se han visto-, y de árbitro nos toca Carlos Amarilla. No sé tú, pero yo al menos levantaría una ceja.

Ahora, para dirimir ese temita que tenemos pendiente, propongo a Líber Prudente.

Ah, no, pero es uruguayo... y todo el mundo sabe que los de la costa atlántica son como uña y mugre.
(Bah, iba a decir son una mafia, pero arriesgo demanda.)

Además el otro día conocí, por referencias, a un uruguayo más malo que el natre; así que el mito de que son todos buenos es eso: un mito.

Hay que buscar otra salida al temita ese. Deja que le dé otra vuelta.


Mientras avísenle, porque capaz que estos árbitros califican.

Cómo que a quién...

(Yo no hablo a hondureños, suizos ni españoles hasta agosto.

Por cábala.)

martes, 25 de mayo de 2010

viernes, 21 de mayo de 2010

Día del Billete de Diez Lucas


Adoro el billete de 10 lucas, a Arturo Prat y los feriados.

¡Oferta! ¡Oferta!

Está hablando nuestro presidente desde el Congreso, y entre todos los anuncios acaba de lanzar el programa "Chile Coge".


No, no, parece que no es así, a ver...

martes, 18 de mayo de 2010

Cicuta

Con los alumnos de Octavo Básico -que tienen trece años, más o menos-, leímos un texto que hablaba de la Revolución Mexicana.
Como cierre de la actividad, les pedí que por un rato fueran Pancho Villa y le escribieran una carta a Woodrow Wilson exigiéndole que no interviniera en los asuntos mexicanos.
Cuando leí una carta que terminaba con "¡y si quieren guerra, guerra tendrán!", pensé que ya estaba hecho el día.

sábado, 15 de mayo de 2010

Nube




Historia inspirada en una noticia que acabo de oír:
Se ha abierto una causa por abuso sexual a menores en contra del autor de los libros de castellano con los que estudiamos varias generaciones de chilenos.

viernes, 14 de mayo de 2010

Viernes


Qué maravilla.

Hoy le enseñé a unos alumnos cómo sacar partido a un error, en lugar de frustrarse.

Está lloviendo, por tanto no tuve que llegar a barrer las hojas del ciruelo. Ésas que encuentro tan decorativas diseminadas en el suelo, pero que tanto molestan a mi vecina.

Compré unas sopaipillas calentitas, listas para comerlas espolvoreadas con azúcar flor.
Que algunos le dicen "impalpable", pero están mal; básicamente porque se palpa, ¿viste?

Me puedo quedar tranquilamente en casa, tejiendo al lado de la estufa, porque hoy no tengo que ir a ninguna tontera de "happy hour", a tomar mojitos y margaritas con gente que casi ni conozco.

Mañana no tengo que levantarme a las seis.

Qué más se le puede pedir a un viernes.




Ah, ¿sabían que Robinson Crusoe está inspirada en la historia de Alexander Selkirk, un tipo al que abandonaron en una isla chilena?

Y, sí.

Me acordé por lo de "viernes".


miércoles, 12 de mayo de 2010

Y los nominados son...

Vamos a hacer una cosa: vamos a pedir que nos desocupen un círculo del Infierno y vamos a mandar allí a los cuadrados; o sea, a esa gente súper estructurada que últimamente me está haciendo la vida cuesta arriba.

Podríamos desalojar el círculo de los lujuriosos, o de los suicidas, o la parte esa del noveno círculo -donde están los traidores- que ocupan los infieles. No, los sarracenos no; los que le ponen los cuernos a la pareja; ésos. Porque leí el otro día que hicieron una encuesta y hay mucha gente que se confiesa infiel, y si además agregamos la cifra negra de los que no lo declaran, entonces existe una cantidad impresionante de infieles, así que debe formar parte de la naturaleza humana. Entonces hay que ser comprensivos.

Y no es que esté respirando por la herida, no, nada que ver; yo seré muchas cosas, pero infiel no soy.
Pero no por convicción, sino más bien por falta de energía; o de tiempo; o por razones climáticas; o porque mi naturaleza es medio inhumana; o porque me gusta un tipo cada muerte de obispo; o anda a saber, la cosa es que infiel no soy.
La otra cosa que me preocupó un rato, después de leer el artículo de la encuesta, es que si hay tanta gente infiel, entonces me deben haber puesto los cuernos muchas veces y yo ni me enteré. Y si me enteré, como soy negadora, cuando me cayó la chaucha había pasado tanto tiempo que más que pena o rabia lo que me dio fue risa.
Pero la cosa más importante es que hay que desocupar un círculo porque me está haciendo falta para mandar gente para allá.

Por ejemplo a la coordinadora, que no sólo me pide planificaciones clase a clase -planificaciones que no entrego-, sino además pretende que las siga al pie de la letra; o al pie de la fecha, si se me permite acuñar la expresión. O sea, tiene la desfachatez de pensar que si yo le mando unos papeles -papeles electrónicos, se entiende- donde dice que mañana con el 7°A voy a ver los tiempos compuestos en verbos irregulares, ella va a entrar a la sala -mañana- y yo voy a estar pasando "Tiempos compuestos en verbos irregulares"; pero se va a llevar la tremenda sorpresa, porque como justo un alumno se va con su familia a Mulchén y la mitad del curso está ahogándose en sollozos, yo no voy a ver nada los tiempos compuestos en verbos irregulares, sino que les voy a decir que le escriban cartitas para que el crío se vaya leyendo en el bus, pero con buena letra y sin faltas, porque si no no vale.
Ahí la cooorrrdinadora va a pensar que soy una improvisada.
Y no me ciño a la normativa vigente.
Entonces mandémosla ya a estrenar el círculo que desocupamos y asunto arreglado.

La otra que está haciendo méritos es la bibliotecaria; perdón, corrijo: bi-blio-te-có-lo-ga, que así pone en el pie de firma y a mí me da mucha risa.
Esta bibliotecóloga de marras, hoy me puso peros cuando mandé a un alumno a pedir "Veinte mil leguas de viaje submarino" para que hiciera la caracterización del Capitán Nemo fundada en citas textuales, porque él ya había sacado el libro y lo tenía en la casa y aparte el 7°A tiene que pedir libros los viernes a la séptima hora.
A ésta la voy a mandar al Infierno con una tonelada de libros para que tenga en qué entretenerse.
Libros ignífugos.

Y tengo más: el lunes me quedé hasta las tres y media de la mañana haciendo unas pruebas para mandárselas con suficiente anticipación a la persona encargada de imprimirlas y que no digan después que ando con todo a última hora. Hasta le mandé un mail muy cortés donde le agradecía por adelantado. ¿Qué conseguí? Que cuando hoy le pedí las pruebas porque tengo que aplicarlas mañana, me dijera que no, que no están, porque no me apersoné en su cuchitril a llenar un "papelito" (sic) donde constara cúantas copias hay que hacer; papelito que luego debía ser visado, ¿por quién?, por la cooooorrrdinadora.
Lo peor es que ayer, la muy perra, me vio todo el día y no me dijo nada.
Y la prueba es mañana.

Pero, ya que estamos, hagamos del Infierno un lugar más cálido; más acogedor, digamos: si ya tenemos allí a tres mujeres, entonces hay que poner a UN hombre.

Casualmente tengo al tipo adecuado: el de la sala de audiovisual.
(¿Se dice así? ¿"Sala de audiovisual"?... Ésa donde está el data y la tele y el DVD...
Es que soy nueva en esto.
Hace 15 años uno daba clases con tiza, pizarrón y ya.)

En mi vida he conocido hombres que me han dicho muchas cosas.
Algunas lindas, incluso.
Pero el tipo este me dijo el otro día algo que nunca me habían dicho hasta ahora.
Me dijo que yo lo "descompaginaba"(sic).

Pero no fue en onda romántica.

No se escuchó una musiquita ni nada.

Y todo porque en vez de usar unas hojitas que pega en un pizarrón los días viernes, y en las que hay que anotarse para usar la sala la semana siguiente, y que yo cada vez que me acuerdo de ir a ver ya están todas ocupadas, resulta que el otro día yo estaba hablando de mitología griega con el I°B, y un alumno me dijo "yo tengo el DVD de Furia de Titanes, ¿lo traigo mañana?", y yo dije "bueno", y al otro día vi que la sala estaba desocupada (a pesar de lo que decían las hojitas), y fui donde el encargado para que la abriera, porque "queremos ver una película", le expliqué, y ahí me salió con que lo "descompaginaba".

Y bueno, así están las cosas.


Claro que si me gano el loto, no los mando nada al Infierno...
No.

En el fondo soy re buena tela.

Pero esta gente me está sacando los choros del canasto y la cosa puede acabar mal.

Hoy, por ejemplo, mientras esperaba la micro me sorprendí lanzándole miradas inflamables a un camión que pasó cargado con cilidros de gas licuado.



Actualización: Aaaaah, pero acaba de llegar mi hija y me contó que la U le ganó a Flamengo, 3-2, en el Maracana.



martes, 11 de mayo de 2010

Hay que puro aperrar con Grecia


Aperrar: Chilenismo. Apoyar hasta las últimas consecuencias.

Amor de madre

¡Bájate de ahí!

¡Bájate te dicen!

domingo, 9 de mayo de 2010

¡Feliz Día de la Madre!






Esteeeeee...
Es por si pasa mi mamá.
(Pausa)
No sé qué le ve a ese tipo.


sábado, 8 de mayo de 2010

¡Buenas noticias!

Estaba viendo tele y entre aviso y aviso me enteré de que S. B., un ex compañero de la universidad, se ganó en un raspe -uno de la Polla Chilena de Beneficencia (esta info va con dedicatoria para ti. Sí, tú. El de la Madre Patria)- un sueldo por veinte años.
¡FELICITACIONES!


Ahora permiso, tengo que ir a hacer unos ajustes al buenasuertomatic. Acabo de "pagar el piso" y me quedé sin sencillo.

Esa gente chupa más que orilla de playa.

martes, 4 de mayo de 2010

De vez en cuando la vida, larala lararalá

Éste, éste es el momento preciso.
Capaz que mañana o más rato ya no, pero ahora es el momento justo en que debería ganarme el loto y mandar todo a la mierda.
Con unos 100 milloncitos capaz que hasta me sobre.

O la otra podría ser meterme a monja.
Y levantarme todos los días a las cinco de la mañana para rezar fervientemente por que las cosas se arreglen.

Total me acostaría a las nueve.

O sea que dormiría bastante más que ahora. Que dormir seis horas es como el Paraíso.



Y mira que puedo ser ferviente si me lo propongo.