miércoles, 30 de septiembre de 2009

Come on, baby

Chicos, tenemos que hablar.

Hace días que quiero decirles un par de cosas y ya no voy a diferir más el asunto.
Tranquilos que no es grave.

La cosa es que cuando entro aquí y veo las figuritas que los representan ahí al costado, siento 1., una tremenda responsabilidad, pero me la aguanto, y 2. (atención con esta parte, que les atañe), se me infla el pecho de orgullo y emoción porque ustedes son personas excepcionales. Me saqué el loto con ustedes. En serio, no los merezco.

Aparte dice "Seguidores". ¿Se dan cuenta de lo que eso significa?

Sí, sí, ya sé que se puede cambiar y poner lo que se le cante a tu cabecita loca, pero el caso es que el Dios Azar así lo quiso y así lo dejamos. Por otro lado, si funciona bien así entonces no hay para qué arreglarlo. Punto. No voy a negociar este aspecto.

Lo concreto es que ustedes -gente escogida con pinzas por Alguien que, sin duda, me quiere mucho- son Mis Seguidores.

No quiero más.

¿Saben cómo me imagino esta particular situación?

¿Conocen el cuadro de Delacroix, "La Libertad guiando al pueblo"?

Así, así igualito. Bueno, no tan tan despechugada porque con esto del cambio climático y que un día hay 28 grados y al otro día 14, me resfrié y todavía ando con un poco de tos [mira, qué loco, dije "tos" y tosí. Como si supiera que estaba hablando de ella.]. O sea, imagínenme como la Libertad guiando al pueblo, pero con suéter rojo de cuello subido.

Pensando en que con esto de la crisis alguno de ustedes pudiera o pudiese tener cortado el suministro de imaginación, me tomé la molestia de hacerle a la Libertad, con Paint, un suéter rojo cuello subido y lo iba a poner a continuación, pero no lo voy a hacer. Y no lo voy a hacer por la sencilla razón de que existe una alta probabilidad de que mis Archienemigos (claro, si por un lado tienes Seguidores, por el otro lado tienes Archienemigos; así como para compensar. "Alguien" sabe lo que hace. Es para que no se te vayan los humos a la cabeza.), mis Archienemigos, decía, me denuncien con John Blogger y éste a su vez hable con Dick Blogger -que es re heavy- y un Tribunal Internacional me juzgue por Atentado Flagrante en contra del Patrimonio Universal, Vandalismo, Estupro y Presbicia, se me confine a una celda lóbrega, o lúgubre, elijan la que les dé más pena, y yo no quiero eso para mí. Lo hicieron con Fray Luis de León, lo hicieron con Cervantes, lo hicieron con Oscar Wilde. Todo indica que no tendrían por qué no hacerlo conmigo. Peor que eso, capaz que hasta me cierren el blog. Y tendría que volver, con el rabo entre las piernas, a mi vida de comentarista blogless en horario continuado [en tu blog no porque le sacaste los comentarios. A ti te digo, ¡canalla!, ¡chacal de la libertad de expresión!; sí, vos, vos, vos; vos esto, vos lo otro].

Bien, pero ya que, supongo, nadie les puso una pistola al pecho y libre, democrática e informadamente decidieron seguirme (iba a incluir "en plena posesión de sus facultades mentales", pero eso ya sería mucho pedir), déjenme decirles que yo con ustedes, mis valientes, iría a cualquier parte. Al fin del mundo, aprovechando que nos queda cerca. Yo con ustedes me internaría en cualquier Termópilas. Iríamos a Sudáfrica 2010, considerando que son 11. Haríamos un viaje soñado que tengo y que es ir desde el Peñón de Gibraltar hasta, hasta, eeeeeh, ¿Abyla se llama el otro lado todavía?, bueno ahí. Y por el camino largo. Aunque salga el lobo. Total van conmigo. O sea, bordeando el Mediterráneo. ¿Se imaginan lo que sería eso? Y si queda plata, seguiríamos navegando hacia el sur, doblaríamos en el Cabo Buena Esperanza -me falta averiguar si en esa esquina se puede virar a la izquierda-, y de ahí a Krakatoa al este de Java, PapúaNuevaGuinea, unas fotos en las islas Fidji -no creo que haya mucho más para hacer-, las Aleutianas y Gran Final de Fiesta en el Estrecho de Bering. Pero quédense tranquilos que por ahora no vamos a ir a ninguna parte.

En fin, toda esta palabrería es para darles las gracias. Gracias por estar allí, al otro lado y por pasar a ver las tonteritas que hago para entretenerme durante el viaje.








Un momento. ¡QUÉ HACE ESTO AQUÍ! ¡SÁQUENLO, SÁQUENLO! ¡ME QUIEREN INCRIMINAR! ¡NO DEJARÉ PIEDRA SOBRE PIEDRA HASTA QUE DESCUBRA AL RESPONSABLE DE TAMAÑO DESAGUISADO! ¡QUIERO SU CABEZA EN UNA BANDEJA Y -YA QUE ESTAMOS- CON UNA MANZANA EN TODO LO QUE SE LLAMA MASTICADORA!

¡Tsk!

Ya está. Ellos lo hicieron otra vez.

Y si me cierran el blog van a ver que no es paranoia.

Para pasar el mal trago, vayan a estremecerse con esto:

http//www.youtube.com/watch?v=h6TIEkB4_F8

Y para que bajen las revoluciones porque no crean que esto es Jauja, miren a este tipo; que es regio y tiene barba y una chaqueta roja espectacular y corre por la playa y hay un crepúsculo y si fueran tan amables de traducirme lo que dice al final les agradecería mucho:

http//www.youtube.com/watch?v=sEK9z4ww4dM

¿Qué? ¿Qué dicen? ¿Que con esto me parezco a Dj P?... Bueno, sí.

Ah, no, me están diciendo que esto también es ilegal.

A la mierrrrr...

Estamos rodeados.

Ah, otra cosita, ¿se acuerdan que al principio en vez de "seguidores" decía "miembros"?

Ahí me da pudor contarles lo que me imaginaba.









9 comentarios:

propalica dijo...

viva

viva

la revolucion

D´aria dijo...

yyy...si me sumo a los seguidores ahora... podré sumarme al viaje luego?
Lo del Peñón de Gibraltar suena genial!
La compañía también, obvio, obvio...

Juanro dijo...

¡Esas eran libertades! Pero buéh, si está fresco ...

Anai Le dijo...

Bueno, D'aria.
Pero de grumete.

Aleida-g dijo...

Pero m´hija, tanto gre..gre para decir Gregorio!! Ya llevaba hecha la mitad de la valija cuando me enteré que no vamos nada..Resignaré el Mediterraneo, quizás acortando camino algun día podamos tirar unos barquitos de papel en el Tunuyán o en el Maipo, usted que opina?

gabrielaa. dijo...

y habrá que resignar Krakatoa que está al este de Java pero seguro cerca de Samoa!

ea!





probea

("probea"? a ver cuándo le saca el fifidubio este del paralítico!)

D´aria dijo...

Yey!

Aleida-g dijo...

Anai, ya tiene sus doce apóstoles!

Anai Le dijo...

¡Yipi, yipi, Llay-Llay!

En cualquier momento agarro y me pongo a convertir el agua en vino.