miércoles, 11 de noviembre de 2009

¡La verdad de la milanesa!

Aprovechando que me levanté al baño -y considerando que a este ritmo de producción no seré premiada como Empleado del Mes- voy a publicar algo.

La verdad:
En Milán no le dicen así.

La yapa:
Tal como nos advirtiera hace un tiempo el Team Groening - exactamente cuánto tiempo no sé; no pensarán que soy de esos enfermitos que te hablan de "temporadas"; yo te miro un capítulo de algo y después me olvido, no le pongo un chip de seguimiento. Y tampoco soy de los botarates que pagan por ver tele, así que tengo un desfase salvaje (con decirte, perrín, que recién el otro día me enteré de que el chiste "gordo = más para querer", que hiciste hace como tres años, lo viste en Dr. House. Ahí te me anduviste cayendo un poco, que quieres que te diga; como que bajaste un par de peldaños en mi Escala de Admiración Obsesiva, pero tranquiléin porque la escala tiene más peldaños que pirámide maya)- los PANDAS son más FREGADOS que Terminator y Depredador juntos, y si el día de mañana no nos eliminan las máquinas ni los alienígenas vamos a morir en sus garras y será horroroso. Y si no me crees, acuérdate de cuando Homero Simpson es sodomizado por un panda y, ya que estás, ejercita la empatía.

Para muestra un video:

http://www.chinahush.com/2009/11/08/funny-video-panda-bears-trick-zookeeper/


Y paremos de contar. Si sigo revelando verdades no va a faltar quien piense que sé demasiado y eso podría poner en serio riesgo mi integridad física, y en breve la voy a necesitar más que nunca.

Ahora me voy a acostar otra vez porque todavía me falta dormir tres horas.

3 comentarios:

Podeti dijo...

¿Y cómo le dicen?

Aleida-g dijo...

No lo diga dos veces, que cuando terminen con Afganistán se van para China a salvarnos de los pandas!

Anai Le dijo...

Eeeeeeeh... scallopa di qui.